Cascadas, bosques y cuevas. Le damos la bienvenida al místico hogar de Pitágoras.

Leyendas y belleza: Samos es una isla impregnada de historia

Los densos bosques pueblan las laderas de una isla envuelta en magia y misterio. Profundas cuevas que surgen de la nada y paisajes vírgenes que parecen detenidos en el tiempo. Cosmopolita y, a la vez, profundamente histórica, la isla de Samos oculta capas y capas de fascinante historia que solo pueden descubrir aquellos que se adentran en sus costas.

Una isla de leyenda: Pitágoras, Epicuro, Aristarco, Esopo y el lugar de nacimiento de Hera. No es de extrañar que sus templos rivalicen en tamaño e importancia con el Partenón. A su llegada al puerto del Pitagoreo, encontrará un encantador paseo marítimo repleto de tabernas y tiendas, además del Museo Arqueológico, de visita obligada para los amantes de la historia.

Tierra adentro descubrirá imponentes cascadas, exuberantes bosques y pueblos enclavados en las colinas. Las playas vírgenes de Samos son todo un paraíso para los amantes de la naturaleza, así como sus humedales, lagos y marismas, que atraen bandadas de aves cada año.»

Lee mas

A su llegada al puerto del Pitagoreo, encontrará un encantador paseo marítimo repleto de tabernas y tiendas, además del Museo Arqueológico, de visita obligada para los amantes de la historia.

Viaje a través de los siglos y descubra la tradición vinícola en el Museo del Vino de Samos. Conozca cómo se desarrolló la producción vinícola local a lo largo de los años hasta llegar a su galardonado moscatel. Explore su fascinante exposición y saboree sus vinos para conocer a fondo un producto local que le entusiasmará. Pero eso no es todo: también podrá aprender más sobre el vino seco, el ouzo y el retsina antes de seguir descubriendo la isla.